El Calcio

Te ha dicho tu madre: hijo toma leche que el calcio es bueno para los huesos!!!!   😀

No en vano, el 99 % del calcio de nuestro cuerpo, se distribuye entre los dientes y los huesos, siendo un 2 % de nuestro peso corporal. Además, y para aquellos que les guste la dieta alcalina, el calcio es un mineral de estas características por lo que las fibras de origen vegetal (respecto de la alimentación semillas y hojas) disminuyen la absorción del calcio.

Nuestra madre olvidó decir, que además de contribuir la crecimiento de los huesos y el esqueleto, nos ayuda en la contracción muscular -sobre todo del corazón-, mantenimiento de la presión sanguínea, coagulación de la sangre, la función renal y ciertas reacciones en el interior de la célula. Sin embargo, y como todo lo relacionado con el aprendizaje de la alimentación, hay que entender como se asimila el calcio y que cual son los alimentos que lo contrarrestan, y aquellos que lo potencian. Por ejemplo, la vitamina D, ayuda a su absorción por el intestino y los estrógenos potencian su fijación en nuestra estructura osea. También es importante recordar, que una fuente natural de producción de vitamina D es tomar el sol, ayudándote a una mejor absorción del calcio por el intestino.

Imagen de Amazon

Resulta paradójico por otra parte el descubrimiento por parte de la comunidad científica respecto al hecho que en los países industrializados, a pesar de consumir más calcio exista mayor incidencia de osteoporosis que en otros que lo consumen menos. La razón es que podemos estar tomando productos contrarios a la absorción del calcio o tenemos una vida muy sendentaria. Se ha demostrado que el alcohol, el estrés o el tabaco influyen de forma contraria. Los lácteos, como la leche constituye la principal fuente de calcio no solo por la cantidad que aporta, sino también porque su disposición nutritiva favorece la producción de este mineral consiguiendo máxima absorción. Contiene activadores como vitamina D, lactosa, grasas, una relación calcio/fosforo  superior a 1 y no presenta interferencias como la fibra. Los lácteos fermentados (quesos y yogur) sufren en su fabricación pérdida de lactosa siendo por ello una excelente alternativa para enfermos intolerantes a este nutriente o en cualquier enfermedad donde sea necesaria la restricción de lactosa.

el calcio

Aunque no siempre puede ser necesario animar al consumo del calcio. Puede ocurrir, como en algunas enfermedades cardíacas o arteriales, donde se necesite un antagonista del calcio, como por ejemplo el sulfato de magnesio.     💡

Si quieres llevar a tu cuerpo al “siguiente nivel” te recomendamos un análisis de sangre, ya que sabrás estas en déficit de calcio (hipocalcemia) cuando tus niveles están por debajo de 88 mg/l, aunque tambien puedes saberlo si tienes alguno de estos síntomas:

a) Calambres, síndrome premestruales, fatiga, contracciones musculares e incluso dolores de espalda. Esto último sucede porque cuando existe un déficit de calcio, el organismo acude a las vértebras para implementar la concentración sanguínea del calcio.

En el lado opuesto, está el exceso de calcio (hipercalcemia), cuando nuestros niveles de calcio están por encima de los 105 mg/l. Hemos podido llegar por un desequilibrio hormonal (estrógenos, hormona del crecimiento, hormona paratiroida favorecen la absorción del calcio para actuar sobre el carcitrol). Otro de los  malos augurios del hipercalcemia es que puede tener relación directa con el cáncer de próstata, por esta razón, niveles superiores a 105 mg/l obligan a ulteriores diagnósticos para descartarlo…  🙁

Os dejo un simpático video (facil, simple y didáctico) sobre el tema de los huesos de aquella maravillosa seríe “Erase una vez el hombre”

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies