El sistema linfático

Creemos que la formación es tan importante como el entrenamiento, por eso en nuestra web también fomentamos el aprendizaje.

Nuestro cuerpo tiene una serie de carriles por los que discurre el necesario cambio de información de sustancias que se transforman en energía. El ejemplo más conocido es el aparato circulatorio, por donde nuestra sangre circula transportando el oxígeno y nutrientes a nuestras células. El sistema linfático es también una red de conexiones por donde pasa el líquido linfático. La linfa no es ni más ni menos que un líquido transparente que se forma por la filtración de la sangre a través de los capilares. LLevan proteínas, siendo su misión  nutrir las células y luchar contra las enfermedades. En esta lucha se forman los ganglios linfáticos -pequeños abultamientos-, que sirven para drenar el sistema ya que allí es donde estan los linfocitos y macrofagos (los centinelas de nuestro cuerpo para luchar contra las bacterias y virus).

La composición del sistema linfático es de un 97 % plasma y de un 3% leucocitos/globulos blancos, que se produce porque la sangre se filtra a través de los capilares sanguíneos. La linfa que impregna todas las células se llama linfa intersticial, que es a su vez la que aporta los nutrientes y elimina los residuos; mientras que la linfa circulante es la que va a parar el torrente sanguíneo venoso.

Cometidos del sistema linfático

1º) Absorber las grasas. Procedentes del quilo intestinal son reintroducidas en la sangre.

2º) Accionar los ganglios linfáticos para que los glóbulos blancos/linfocitos luchen contra virus y bacterias.  Es posible que hayáis podido notar algún abultamiento en vuestro cuerpo que no entendaís muy bien. Quizas se trate de un glanglio linfático donde se produce para de la limpieza de nuestro cuerpo, ya que allí los linfocitos -célula que defiende al organismo-  es donde detectan la invasión. La inflamación es una respuesta a ello. Piensa en enfermedades como la rubéola o incluso porqué las amígdalas se inflaman; estas son una barrera defensiva contra los patógenos.

3º) Reunir el sobrante de la sangre filtrada del sistema circulatorio y proveniente de los capilares sanguíneos después de haber nutrido las células de nuestro organismo. Aún quedan proteínas y moleculas que por su tamaño mayor no han sido absorvidas por el sistema circulatorio.

Un elemento importante relacionado con el sistema linfático es el bazo. ¿Sabes por qué después de un gran esfuerzo nos duele el lado izquierdo del abdomen? El bazo se contrae y pone a trabajar las células sanguinéas de reserva. El bazo no sólo está unido al sistema linfático, si no también al higado y produce globulos rojos gracias al hierro que tomamos, así como globulos blancos. Aunque parezca que el bazo es donde van a morir los globulos rojos -encargados de llevar el oxígeno- es también allí sobre estos sueltan el hierro que posteríormente se envía al higado para nutrir a otros glóbulos rojos- por esta razón debemos indicir -como deportistas- que la razón del cansancio en el lado izquierdo de nuestro cuerpo cuando hacemos un sobre esfuerzo, se debe a la necesidad de nuestro cuerpo en poner en funcionamiento los glóbulos rojos de reserva ante la falta de oxigeno que tenemos, y siendo estos últimos  los encargados de tal misión, nuestro cuerpo se moviliza para equilibrar la situación.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies