Prótesis de cadera

Prótesis de cadera a los 50

Resulta duro que 2 dos médicos (traumatólogos) que te digan que no tienes otra solución, antes o después, que ponerte un prótesis de cadera.  Evidentemente, ellos tienen la obligación de decir la verdad y yo,como decimos en esta web, la de “no resignarme a envejecer”.

No cabe duda que el deporte de alto nivel pasa factura y que nuestras articulaciónes se parecen en cierto sentido a la maquinaria de cualquier vehículo, tienen un desgaste de materiales. Sin embargo, nuestro cuerpo es más maravilloso y complejo que cualquier mecánica física, y estoy seguro que a la ciencia le queda mucho por descubrir. Por ejemplo respecto del el cerebro,  del que Rafael Yuste, un neurobiólogo español  lidera un proyecto internacional en EE.UU para desarrollar técnicas nuevas con las que registrar la actividad de todas las neuronas del circuito cerebral, y de cuyo proyecto Obama dijo:

“Hoy podemos identificar galaxia a años luz, o estudiar partículas más pequeñas que el átomo, pero todavía no hemos desvelado el misterio de las tres libras [unos 1.300 gramos] de materia que tenemos entre las orejas”, ha declarado el presidente durante la presentación del proyecto.

Quiero decir con esto, que no debemos menospreciar la capacidad humana, que aliada a los nuevos avances, tienen mucho -afortunadamente- que descubrirnos. Vivimos en una época en la que en 5 años se producen muchos cambios.

Estrategia para superar lo de la prótesis de cadera

Ambos médicos, en su sinceridad y conocimiento personal, que obviamente es limitado, no dan mucho crédito en mis circunstancias, ni a los factores de crecimiento, ni a la células madre, y al raspado de los huesos, etc, etc,  🙁   y por lo tanto, sólo me queda “buscarme la vida” para que lo de la prótesis de cadera sólo sea un mal sueño, pudiendo seguir soñando con hacer deporte con normalidad.  Dejando aparte la toma de acido hialurónico, magnesio, vitamina c, etc, etc, etc, de la que ya vengo haciendo uso con normalidad y de la que creo está ayudando a todas la demás articulaciones para mantener mi actual actividad deportiva (musculación, flexibilidad, movilidad articular pero nada de carrera ni bicicleta), voy a probar los factores de crecimiento de la Dra. Abad.

Tuve conocimientos de ella a través de mi amigo Juanka que los utilizó con éxito en un problema con el ojo. Puesto en contacto en ella y previa lectura  del folleto informativo, me aseguró de su aplicación para ex deportistas que estamos demasiado castigados…   8-O.  Tengo asimismo que manifestar que su trato ha sido excepcional, humana y profesionalmente hablando.

El tratamiento está consistiendo en sacarme mi propia sangre para después de pasarlo por “las maquinas de centrifugado de la Dra. Abad” sean inoculadas en mis caderas, todo ello guardando la cadena de frió correctamente. En este sentido después de sacarme la sangre, introdujeron los 25 tubitos en un recipiente de corcho con hielo que fue enviado a los laboratorios para proceder al procesamiento y al dia siguiente -a través de MRW- volvían a casa.

Aunque no lo he mencionado, os diré que ambos médicos se han sorprendido de que tenga tan buena mobilidad después de lo visto en las radiografías. Ello se debe a que mantengo los buenos hábitos y hago el trabajo -de siempre- de elasticidad y mobilidad articular -caderas- al final de los entrenos, lo que sin duda -ahora más que nunca- forma parte de la estrategia de futuro.

Cuando me los ponga os seguiré informando sobre como voy superandolo para no tener que ponerme una prótesis de cadera. Dejad vuestros comentarios

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies