Sistema articular

El sistema articular en deportistas experimentados

Aquellos que hemos hecho deporte desde niños sometiendo a nuestro cuerpo a una exigencia competitiva, tenemos el sistema articular muy desgastado.  🙁

Los que -por ejemplo-hemos jugado a balonmano durante muchos años, usábamos la famosa crema finalgon para forzar el calentamiento de los hombros. Recuerdo que con sólo 16 años ya la teníamos en los vestuarios. A los 20, tuve que ir a un médico de Inef a Granada, para que me mandara un tratamiento innovador -en aquella fecha-para paliar los dolores que sufría. Con 27, recuerdo como mis rodillas ya no se recuperaban tan rápido, de un día para otro…   🙁

A pesar de todo y a diferencia de otros compañeros, no se me han roto los menisco; ni tengo lesiones graves que me impidan la práctica deportiva. Es sí, no es lo misma que de antaño…

A los que nos gusta -todavía- «meternos caña» y tenemos los inconvenientes de un cuerpo trabajado, nos da cierto respeto «cargar las tintas» más de la cuenta, porque sabemos el costo que tiene en nuestro cuerpo. Ilusión y ganas nos sobran, pero hemos aprendido la lección con dolor, y sobre todo, hemos entendido que la factura del desgate del sistema articular puede ser irreversible…      😕

Imagen de Amazon

Tampoco nos faltan ejemplos a seguir como el del francés  Robert Marchand,  que con 100 años estableció una marca de una hora para recorrer 24 kilómetros.  De hecho gracias a este gran ejemplo, mi compañero del spinning Jose Carlos y yo nos hemos propuesto llegar a los 100 años para hacer algo parecido… He vuelto a buscar por internet algo de este señor, y curiosamente sigue a los 102 años batiendo records; así  que esto del  desgaste del sistema articular  depende de quién, cómo y cuándo. Para mí lo importante es querer llega a algo  similar, y aunque miro con cierta «envidia sana» a los que hacéis pruebas de ultrafondo, lo cierto es que no considero que sea una opción adecuada para mi; al menos para castigar las zonas que ya sufren el exceso de entrenamiento. Es no quita que le pida el máximo a mi cuerpo según mi propias circunstancias, mire hacia el envejecimiento de una forma optimista y busque formas de entrenamiento exigentes…  ➡

Soy optimista respecto de nuestro futuro sistema articular. De hecho, uno de las ultimas charlas de TED me reafirma en mi teoría de que aquellos que tenemos los cartílagos desgastados, a lo mejor encontramos en la ciencia un aliado que nos permita seguir dando guerra…  💡

La teoría del envejecimiento articular hasta ahora, nos dice que cuando termine el crecimiento óseo (edad adulta), lo condrocitos  -células específicas del cartílago- no se reproducen; de tal manera, que los traumatismos de repetición conducen a la muerte celular (apoptosis) sin capacidad de regeneración. Con el tiempo, la matríz deja de ser alimentada adecuadamente y el cartílago pierde grosor y elasticidad.  Los efectos de este proceso, son la artrosis, inflamación destructiva del cartílago que produce dolor por la falta de lubrificación de la articulación. Esos microtraumatismos desprenden trocitos minúsculos que provoca la inflación del sistema articular.  Nacen entoces los osteofitos, una especie de residuos que afloran como respuesta de defensa de nuestro sistema, y que lleva al crecimiento del hueso para compensar la amenaza de destrucción del cartílago. Los tratamientos actuales son cirugía, inyecciones de ácido hialurónico, antiinflamatoriodos no esteroides, cura termal (masajes y agua caliente), etc

En el vídeo que os dejo, este científico nos descubre que una nueva medicina se abre camino. Sobre la mitad (minuto 7:50) entra en el «meollo de la cuestión». Resulta que este medico es corredor y un día después de su rutina, tuvo una inflamación articular de rodilla que descubrió un menisco destrozado y su correspondiente degeneración del cartílago. Según él, es bastante común en la población dicho desgaste. Desde hace 10 años que se han puesto a investigar como vencer este proceso degenerativo. Dicen haber encontrado -hace 5 años- una célula madre que crea hueso y cartílago. Han probado en huesos rotos de ratones que pueden regenarse gracias a estas céluas madre.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!