Disciplina o Motivacion

Disciplina o Motivacion.¿Cuál es la que vale?

Últimamente, como consecuencia de internet (sobre todo youtube), la motivación está supervalorada. No seré yo precisamente el que la cuestione más allá de lo necesario, porque era  el que hace más de 30 años, hacía de maestro de ceremonias poniendo a mis compañeros de equipo la película de Rocky…    🙂

Sin embargo,  e insisto que me trago todos los videos de motivación que puedo, viendo el que os dejo al final del este artículo, me he visto casi obligado a escribir algunas reflexiones al respecto de la disciplina como paso previo a la motivación.

Es cierto que en la motivación encontramos lo que nos mueve a luchar, a levantarnos cada día en la persecución de nuestros objetivos, pero es más cierto que la disciplina es la acción que de modo reiterado va forjando nuestro carácter para que la motivación no sea una necesidad. Es cierto por ejemplo, que lo que te levanta a las 6 de la mañana para entrenar, trabajar, estudiar, etc, etc, no es tanto la motivación sino tu hábito (disciplina), ya que tus neuronas no han tenido tiempo para motivarse…

Sin disciplina cualquier actividad que hagamos acabará ahogándose por muchos videos, historias o ejemplos que encuentres en el camino, sin embargo con una disciplina férrea podrás aguantar los malos momentos que más tarde o más temprano, llegarán. El hábito, hermano pequeño de la disciplina,  es según la Real Academia el modo de conducirse por repetición, mientras la disciplina es la instrucción de una persona (originariamente en lo militar).

Y tu, ¿que crees que es lo más importante?

 

TU NO NECESITAS MOTIVARTE, TU NECESITAS DISCIPLINA

TU NO NECESITAS MOTIVARTE, TU NECESITAS DISCIPLINA

Publié par Armando Granados sur jeudi 31 août 2017

La perseverancia en la disciplina

Si la disciplina es la instrucción de alguien en determinadas materias de la vida, la perseverancia es el hábito necesario que esta no decaiga. Ningún exito serio en la vida se puede conseguir sin perseverancia.

Segun el libro: «Piense y hágase rico«, 4 pasos sencillos son determinante en el nivel de perseverancia a tener en cuenta en la consecución de objetivos.

  • Un propósito definido apoyado por un deseo ardiente
  • Un plan definido con acción continua
  • Una mente blindada al desánimo e influencias externas negativas.
  • Rodearse de personas que te animen a seguir adelante con el plan y el propósito

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!