El coraje de Diana Nyad

Diana Nyad representa la fortaleza en la derrota

Puede parecer extraño el título que hemos dado a este artículo pero intentaré explicarme lo mejor posible…  💡

Decía el escritor Rudyard Kipling que  había que tratar de la misma manera al triunfo y a la derrota, ya que ambos eran/son unos impostores. Si somos capaz de hacerlo y en palabras del mismo autor: «..tuya será la tierra… Así lo ha hecho esta gran deportista.

Digo esto, por que hay que ser muy valiente para dar la cara públicamente después de 4 intentos  por cruzar los 164 kilómetros entre Cuba y EE.UU, como hizo en el primer vídeo que ha continuación os presento. Lo que me interesa de «la derrota» es que está mal interpretada en muchos casos. La verdadera derrota es no intentar, la verdadera derrota es conformarse, la verdadera derrota es no soñar. Me ha encantado el vídeo que a continuación os muestro, porque es una visión de «la derrota» desde la perspectiva de intentarlo con todo lo que tienes, desde la humildad de reconocerla sin miedos y desde la experiencia que la verdadera derrota está en no vivir. Espero que disfrutéis este vídeo como nosotros lo hemos disfrutado…

Son muchas las historias  de deportista que con coraje y nunca mejor dicho, contra viento y marea,  consiguen sus metas.   🙂

Es una enseñanza que nos invita a imitarles, o al menos, a  preguntarnos de donde sacan tanta fortaleza para hacer lo que hacen y por qué.

Gracias al ejemplo de deportistas como Diana Nyad no existen imposibles; su  lucha así lo demuestra. En la década del 70, Nyad batió un nuevo récord  de larga distancia a nado. Su talento le permitió alcanzar impresionantes metas dentro de su disciplina. Nyad fue capaz, en su quinto intento, de nadar 164 kilómetros entre La Habana (Cuba) hasta Key West (Estados Unidos), a pesar de todos los peligros que se encontró en el camino: medusas, oscuridad, tiburones, etc…
El deporte nos enseña a moldear a nuestro carácter, a sufrir, a tener una ilusión,  a reír, a compartir; y sobre todo, nos enseña sobre el triunfo y la derrota. Muchas caras diferentes podemos encontrar en ambos, por un lado «el que dirán», por otro lado el no intentar las cosas. También existe el significado que se da a la derrota: como cuando somos llamados «perdedores»por una sociedad que no entiende el fracaso como parte del camino…   🙁

Claro está, el hecho de finalmente -en su quinto intento- conseguir su sueño hace de esta historia que estemos ante un argumento de película. Sin embargo, su triunfo ha consistido también, y volvemos al principio, en tratar de la misma manera a «esos dos impostores»… La derrota y el triunfo son dos caras de la misma moneda -nosotros mismos- porque nuestra verdadera esencia puede que no esté en estos 2 elementos, sino en la búsqueda personal del mejor camino para vivir la vida conforme a unas dignas creencias que vamos descubriendo mientras avanzamos. Al fin y al cabo ¿quién determina el triunfo y la derrota? Diana Nyad se ha enfrentado al fracaso (los 4 intentos) con la misma dignidad y valentía con la que ha enfocado su victoria y aunque no podemos liberarnos de nuestro ego fácilmente, a tratado a «ambos impostores» de la misma manera, sin creerse más de lo que es: Una persona valiente en una búsqueda constante de sí misma…

   Imagen de Amazon

Dejad vuestros comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!